Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 12 el Mar Jul 16, 2013 7:52 pm.
Palabras claves

Últimos temas
» Embrujo de Camelot ( Elite)
Lun Dic 03, 2012 6:12 pm por Invitado

» Personajes de la saga
Lun Mayo 14, 2012 1:36 pm por Morgana Pendragon

» Normas de Afilación
Lun Mayo 14, 2012 1:32 pm por Morgana Pendragon

» Nuestros datos
Lun Mayo 14, 2012 1:27 pm por Morgana Pendragon

» Busco a mi protegida (0/1)
Lun Mayo 14, 2012 1:14 pm por Morgana Pendragon

» Ficha modelo (opcional)
Lun Mayo 14, 2012 12:48 pm por Morgana Pendragon

» Ficha modelo
Lun Mayo 14, 2012 10:13 am por Morgana Pendragon

» Ejercito de Morgana
Lun Mayo 14, 2012 10:08 am por Morgana Pendragon

» Registro de negocio
Lun Mayo 14, 2012 10:02 am por Morgana Pendragon

Afiliados Elite
Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




Descripción de los Caballeros de Arturo

Ir abajo

Descripción de los Caballeros de Arturo

Mensaje por Morgana Pendragon el Lun Mayo 14, 2012 9:27 am




History of Camelot


caballeros



Caballeros de Arturo


El caballero era un guerrero a caballo que servía al rey o a otro señor feudal como contrapartida habitual por la tenencia de una parcela de tierra, aunque también por dinero o como tropa mercenaria. El caballero era por lo general un hombre de noble cuna que, habiendo servido como paje y escudero, era luego ceremonialmente ascendido por sus superiores al rango de caballero. Durante la ceremonia el aspirante solía prestar juramento de ser valiente, leal y cortés, así como proteger a los indefensos.

El carácter y los ideales de la caballería estaban rodeados de un aspecto místico en el que se entremezclaban las cualidades de la nobleza, las virtudes de la Iglesia y el amor cortés hacia las mujeres. El caballero ideal debía ser un hombre valeroso, leal, piadoso, recto en sus convicciones religiosas y generoso; debía poner su espada al servicio de los pobres y de los débiles

El Honor

El concepto del honor constituía la piedra fundamental del código caballeresco. La "palabra de honor" era el compromiso más solemne del caballero. La palabra dada por un caballero no podía ser retractada nunca. Así mismo, el concepto de honor les llevaba a no luchar nunca con armas de proyectiles que suponían una ventaja sobre el contrario o a no rechazar un desafío a un combate hecho por otro caballero o a no retroceder ante el enemigo.
Las reglas de honor no sólo aseguraban que los caballeros mantuvieran su honor sin manchas, sino también que se preservase la nobleza de todos los nacidos de alta cuna. Así, todos los caballeros eran merecedores del respeto por parte de los campesinos y las demás clases sociales. Sus ideales y el hecho de honrar su palabra les ponía por encima de los demás.
Si un caballero violaba alguna de estas "reglas de honor", quizás por enfrentarse a una fuerza abrumadora o por su propia debilidad, podía tratar de redimirse. Para su redención, el caballero marchaba en busca de una misión del más alto peligro, se ponía al servicio de una dama u otro caballero de nivel superior, hasta que éste considere que se había redimido de su falta o llevaba a cabo alguna hazaña de armas que fuese más meritoria que su acto de deshonor.
Si un caballero era acusado de cometer un acto de deshonor o de violar el Código de la Caballería, tenía derecho a defenderse en un Juicio de Dios en el que debía enfrentarse a su acusador, o a un paladín designado por éste, si el acusador no era un caballero.

Las normas del código



• Valor: Buscar la excelencia en todas las tentativas que se esperan de un caballero, ya sean marciales o de otro tipo, tratando de encontrar la fuerza necesaria para ser usada al servicio de la justicia, en vez de para el engrandecimiento personal.

• Justicia: Buscar siempre el camino hacia 'lo justo' sin las trabas que suponen los prejuicios o el interés personal. Darse cuenta de que la espada de la justicia puede ser terrible, por lo que debe ser atemperada por la humanidad y la clemencia. Si lo que tú ves como 'justo' concuerda con lo que ven los demás y lo buscas sin doblegarte a la tentación de tu propia conveniencia, entonces merecerás un bien ganado renombre.

• Lealtad: Ser conocido por tu inquebrantable compromiso con la gente y con los ideales por los que decidiste vivir. Hay muchas cosas que requieren un término medio; la lealtad no es una de ellas.

• Defensa: El caballero ideal estaba obligado por su juramento a defender a su señor feudal y a todos aquellos que dependían de él. Tratar siempre de defender a tu nación, a tu familia y a todos aquellos a los que tú consideras dignos de tu lealtad.

• Coraje: Ser un caballero significa, a menudo, elegir el camino más difícil, el más costoso a nivel personal. Estar preparado para hacer sacrificios personales al servicio de los preceptos y de la gente que valoras. Pero, al mismo tiempo, un caballero debe buscar la sabiduría que le haga ver que la estupidez y el coraje son primos hermanos. Coraje también significa optar en todo, antes que por la mentira fácil, por la verdad. Buscar la verdad cuando sea posible, pero acordándose de atemperarla con la clemencia, porque la verdad pura puede llevar al dolor.

• Fe: Un caballero debe tener fe en sus creencias; la fe le libra del desarraigo y le da esperanza para luchar contra la desesperanza que suponen las debilidades humanas.

• Humildad: Valorar primero las contribuciones de los demás; no jactarse de los propios logros, dejar que eso lo hagan los demás por ti. Contar las hazañas de los demás antes que las propias, otorgándoles el renombre bien ganado mediante actos virtuosos. De esa forma, se glorificará al oficio de caballero, ayudando no sólo a las personas de las que se habla, sino a todos aquellos que se llamen a sí mismos caballeros.

• Generosidad: Ser generoso en la medida en que los recursos propios lo permitan; la generosidad usada de esta manera es contraria a la gula. La generosidad hace más fácil el camino de la clemencia para discernir cuando se hace necesaria una decisión difícil.

• Nobleza: Buscar la grandeza de carácter manteniéndose fiel a las virtudes y tareas de un caballero, dándose cuenta de que, aunque los ideales no puedan ser alcanzados, el hecho de esforzase por hacerlo ennoblece el espíritu y hace que el carácter crezca desde las cenizas hasta la gloria. La nobleza tiene tendencia a influir en los demás, ofreciendo un buen ejemplo de lo que puede hacerse al servicio de lo justo.

• Franqueza: Tratar de hacer todo de lo que hemos hablado de forma tan sincera como sea posible, no en razón de un beneficio personal, sino porque es lo correcto. No restrinjas tu exploración a un mundo pequeño; busca infundir de estas cualidades cada aspecto de tu vida. Si lo consigues, aunque sea en una pequeña medida, serás recordado por tu calidad humana y tus virtudes.


Código creado por Naznache



Morgana Pendragon
Admin ~ Princesa, Protegida del rey y sacerdotisa de la triple Diosa

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 13/02/2012

Ver perfil de usuario http://historyofcamelot.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.